Buscar

Fiesta de las Trompetas Levítico 23:24,25

Actualizado: 10 de feb de 2019


1. Fiestas de otoño – Al comenzar el otoño llegaba la lluvia temprana que preparaba los campos para las nuevas semillas (Santiago 5:7). El otoño en Israel comenzaba en el séptimo mes, hay tres fiestas solemnes que cerraban el ciclo anual de celebraciones religiosas: El día de las trompetas que ocurría el primer día del mes séptimo, el día de la expiación que ocurría el diez del mes séptimo y el día de las cabañas que ocurría el quince del mes séptimo (Levítico 23:24,27,34).


2. Día de alarma, de clamor y júbilo – La instrucción del Señor dice que el primer día del mes séptimo es un día de “Teruah”, palabra en hebreo que significa júbilo, alarma, gritos, clamor, aclamación de gozo, un grito de guerra, estruendo de las trompetas. El mandamiento no especifica la palabra “Trompeta”, pero la palabra “Teruah” implica hacer sonar una alarma, desde luego se necesita una señal audible y para eso se usaban las trompetas. Por lo tanto, la expresión “Yom Teruah” significa del hebreo: día de alarma de guerra, día de clamor y día de júbilo.


3. El primer día del mes – El primer día de cada mes del año era un día especial, se ofrecían en el templo un total de 12 holocaustos con sus oblaciones y libaciones más una ofrenda por el pecado (números 28:3,11,15). Si el primer día del mes caía en Shabat entonces la cuenta llegaba a 14 holocaustos con sus oblaciones y libaciones (28:9). Si era el primer día del mes séptimo, el día de las trompetas, entonces se ofrecía un gran total de 25 holocaustos (29:1-6). Es importante saber cómo se marca el primer día de cada mes en la biblia. Para tal efecto se usa la primera luna nueva visible, es la luna apenas creciente que tiene la forma de una delgada uña y aparece uno o dos días después de la luna nueva astronómica (cuando la luna está completamente oscura). Estas lunas nuevas marcaban el inicio de cada mes y estos eran días de regocijo, eran los días más importantes después del Shabat, hacían parte del culto continuo del templo (2 Crónicas 2:4) y celebraban en casa con una cena (1 Samuel 20:5). La fiesta de las trompetas ocurría entonces en la séptima luna nueva del año bíblico, que se cuenta a partir del equinoccio de marzo, es decir desde el día que inicia la primavera en el hemisferio norte, este equinoccio siempre ocurre el 19, 20 o 21 de marzo (Salmo 81:3,4).


4. El Shofar – En las escrituras aparecen dos tipos de trompetas. La primera clase son las trompetas de plata que se usaban para mover los campamentos y que se tocaban en cada luna nueva (Números 10:2,10). El otro tipo de trompeta era hecho de un cuerno de macho cabrío o de carnero y tiene un sonido muy solemne, en hebreo se llama “Shofar” que normalmente se traduce como “trompeta”, “bocina” o “cuerno”. El Shofar fue tocado por ángeles en el monte del Sinaí cuando Dios está anunciando su santa ley (Éxodo 19:16,19) (20:18). Era este instrumento el que se tocaba en la fiesta del Yom Teruah (fiesta de las trompetas) (Salmo 81:3). El Shofar también se usaba en el llamado año del jubileo que sucedía cada 50 años en el día de la expiación (Levítico 25:9). El Shofar se usó además en algunas guerras del Señor para librar a Israel de manos de sus enemigos (Jueces 3:27) (6:34) (7:16-22) (Nehemías 4:18-21).

5. La caída de Jericó – Cuando los Israelitas cruzaron el Jordán, la primera ciudad que el Señor tomó por medio de ellos fue Jericó. Previamente enviaron espías para reconocer la ciudad y se alojaron en casa de Rahab, una prostituta de la ciudad quien los escondió porque tenía temor de Dios (Josué 2). Para tomar la ciudad que estaba fuertemente amurallada, debían los israelitas durante seis días dar una vuelta a la ciudad en procesión de manera que los guerreros iban adelante, luego le seguían siete sacerdotes, luego el arca del pacto, luego la retaguardia y finalmente todo el pueblo. Los siete sacerdotes tenían cada uno un Shofar, debían tocarlo continuamente durante cada vuelta. Pero al séptimo día debían dar siete vueltas a la ciudad y de la misma forma que en los anteriores días, los siete sacerdotes debían tocar continuamente el Shofar durante cada vuelta. Después de la séptima vuelta los Israelitas debían emitir una alarma con sus voces, debían dar un gran grito de guerra, es decir un “Teruah”, en ese momento se caería el muro de Jericó y podrían tomarla. Solo Rahab y su familia se salvó (Josué 6). Rahab hace parte de la genealogía de Cristo, ella se casó con un israelita llamado Salmón, tuvieron un hijo llamado Booz, quien sería el futuro esposo de Rut, la moabita (Mateo 1:5).


6. La caída de Babilonia – La historia de la caída de Jericó contiene varios elementos paralelos a la fiesta del toque del Shofar (fiesta de las trompetas). La caída de Jericó sucedió al séptimo día, en la séptima vuelta, los siete sacerdotes tocaron siete shofarot (trompetas) y hubo Teruah, es decir alarma, grito de guerra y júbilo. Por otro lado, la fiesta solemne se celebraba en la séptima luna nueva del año, se ofrecían siete corderos, también había alarma con los shofarot en el templo y júbilo entre el pueblo. Es así como la caída de Jericó es un tipo para la caída de Babilonia en el tiempo del fin. En apocalipsis también hay toque de siete Shofarot (trompetas) antes de la caída de Babilonia (Apocalipsis 8:1,2,6), se deduce entonces que la caída de Babilonia ocurre en la séptima trompeta (11:15-19) (Cap. 18). En el tiempo del fin Teruah será júbilo para los redimidos, pero grito de terror y guerra para los impíos (Sofonías 1:14-18).


7. El séptimo shofar – El toque del séptimo shofar (trompeta) señala el final de todos los tiempos proféticos, el final el misterio de Dios (plan de salvación) y el final del ministerio de Cristo en el santuario celestial (Apocalipsis 10:6,7). También en el toque del Shofar final (séptima trompeta) habrá resurrección de los muertos en Cristo (1 Corintios 15:52). La voz de Miguel (Jesús) es como de Shofar, por lo tanto, Él es el séptimo ángel que sonará el séptimo shofar en el tiempo del fin (1 Tesalonicenses 4:16) y la moderna Babilonia caerá, así como cayó Jericó en tiempos de Josué.


8. Las procesiones celestiales – El Shofar fue usado cuando David trasladó el arca desde la tierra de los filisteos a Jerusalén, hubo siete sacerdotes que tocaban el shofar mientras todos con júbilo y regocijo (Teruah) daban gracias al Señor (1 Crónicas 15:24,28). Este evento ilustra dos procesiones celestiales, la primera cuando Cristo fue llevado a los cielos después de su resurrección, había toque de Shofar, gran júbilo (Teruah) y alabanza al Rey de los cielos (Salmo 47:5). La segunda procesión celestial ocurrirá en la segunda venida de Cristo, cuando él lleve sus redimidos a la ciudad celestial (CS54* 703.2).

15 vistas
  • Facebook celestial
  • Twitter Celestial
  • Celestial Bible
  • Instagram Celestial
  • Celestial music
logo_size_invert_edited.jpg