Buscar

Panes sin Levadura Éxodo 12:15-20



1. Extensión de la Pascua – Los días en la biblia comienzan tan pronto se oculta el sol en el horizonte. Iniciando el día 14 de Abib, cuando se ocultaba el sol en el horizonte, se preparaba el cordero de Pascua y junto a este se debía preparar panes sin levadura. Además del día 14, los siguientes siete días se debía continuar el consumo de panes sin levadura. Estos siete días del 15 al 21 de Abib constituye la segunda fiesta solemne de la escritura llamada la fiesta de los panes sin levadura. Ya que estas fiestas son complementarias y se fusionan una con la otra, al pasar el tiempo, las fiestas de Pascua y Panes sin Levadura llegaron a considerarse como si fuesen una sola fiesta y la llamaban indistintamente Pascua o Panes sin Levadura, de esto hay que tener especial cuidado en los evangelios cuando se fija la fecha de la muerte y resurrección del Señor Jesús.


2. Observancia – Al caer el sol en el horizonte, iniciando el día 15 de Abib y hasta el 21 de este mismo mes se debía consumir panes sin levadura y durante este tiempo tampoco debía haber ningún tipo de levadura en las casas (Levítico 23:6) (Éxodo 12:15). El primer día se convertía en un Shabat ceremonial, es decir un día que, aunque no era Shabat se convertía en Shabat por ser una fiesta solemne. El último día también se convertía en Shabat. Cuando el día 15 de Abib caía en el Shabat del calendario entonces ese día se convertía en un día de gran solemnidad (Éxodo 12:16) (Juan 19:31). Cada uno de los siete días de la fiesta de los panes sin levadura se debía presentar un cierto número de ofrendas encendidas (Levítico 23:7,8).


3. Las ofrendas – En días normales los sacerdotes del templo israelita debían ofrecer ante el altar de bronce un holocausto, una oblación y una libación por la mañana y de la misma forma se debía ofrecer la misma cantidad en la tarde, esto se conoce como la ofrenda continua. Cuando llegaba el Shabat estas ofrendas debían aumentarse al doble. Adicional a esto, durante cada uno de los siete días de la fiesta de los panes sin levadura, en horas de la mañana se debían presentar 10 holocaustos, 10 oblaciones, 10 libaciones y una ofrenda por el pecado (1 macho cabrío). Los holocaustos consistían en dos becerros, un carnero y siete corderos de un año, sin defecto. Es decir, en un día normal de panes sin levadura se debían ofrecer un total de 12 holocaustos, 12 oblaciones, 12 libaciones y una ofrenda por el pecado. El número 12 está siempre relacionado con el pueblo de Dios. Pero además cuando era un día de fiesta de panes sin levadura y además era Shabat del calendario, ese día se totalizaban 14 holocaustos, 14 oblaciones, 14 libaciones y una ofrenda por el pecado (Números 28:1-24). Cuando el cuerpo de Cristo fue sepultado, se hizo iniciando el 15 de Abib, el primer día de panes sin levadura y además era Shabat como se verá más adelante. El número catorce es dos veces siete y el siete es perfección en la escritura, por ende, catorce es doblemente perfecto. Así fue el sacrificio de Cristo, muy perfecto y ese sacrificio nos puede hacer perfectos (Hebreos 10:12,14) (Mateo 5:48).

4. La última noche de Cristo – Con el tiempo las fiestas conjuntas de Pascua y Panes sin Levadura llegaron a considerarse como si fueran una sola fiesta pues durante ocho días se consumía panes sin levadura. Por esta razón, cuando los evangelios mencionan “el primer día de panes sin levadura”, se están refiriendo al 14 de Abib, el día de la Pascua y no al 15 como se podría pensar. La última noche de los Israelitas en Egipto fue el 14 de Abib, esa noche consumieron la Pascua incluyendo panes sin levadura. Así mismo, Cristo tuvo su última noche en esta Tierra al iniciar el 14 de Abib y observó la fiesta de la Pascua con sus discípulos, consumiendo panes sin levadura que representan su cuerpo que al siguiente día sería llevado a la sepultura (Marcos 14:12,22) (Lucas 22:7,8,19) (Mateo 26:17,26).


5. Crucifixión – Cuando el Señor Jesús estaba en la cruz, hubo tinieblas sobre la tierra entre la hora sexta y la hora novena después de la salida del sol, es decir entre las 12 PM y las 3 PM del 14 de Abib. Después de este lapso de tinieblas nuestro Señor entrega su último aliento (Lucas 23:44-46) (Mateo 27:45-51). Cristo muere justo en el momento en que el sacerdote está ofreciendo el sacrificio continuo de la tarde, en ese momento ocurre un terremoto y el velo del santuario se rasga de arriba abajo señalando así, que para el cielo ya no era válido el sistema de ofrendas y sacrificios (DTG 704, 705) (Hebreos 9:11-15).


6. Sepultura – El 14 de Abib, el día en que murió Cristo era día de preparación, es decir viernes, por ende, el 15 de Abib era Shabat y era el primer día de la fiesta de los panes sin levadura (Lucas 23:54). La noche del 15 de Abib, el cuerpo del Señor Jesús fue sepultado por José de Arimatea y Nicodemo dando así “reposo” al cuerpo en Shabat (Marcos 15:42-47). El evangelio de Juan pareciera decir que el 14 de Abib era “la preparación de la Pascua” (Juan 19:14), pero la palabra “preparación” se refiere a que es viernes, no se está refiriendo a la preparación de la cena de pascua. La misma expresión aparece en los versos 31 y 42, pero esta vez en el griego no aparece la palabra “pascua”, solo dice “era la preparación”, queriendo decir que era un viernes. En Juan 18:28 aparece la expresión: “y así poder comer la pascua”, se refiere a poder comer los panes sin levadura al anochecer iniciando el 15 de Abib. Los discípulos continuaron observando la fiesta de panes sin levadura después de la ascensión de Cristo (Hechos 20:6) (1 Corintios 5:8).


7. La levadura – La levadura es símbolo de pecado, no se podía ofrecer nada con levadura en el altar de bronce (Levítico 2:11). El pan sin levadura era un recordativo de la aflicción vivida en Egipto durante el cautiverio de Israel, por ende, también es un recordativo de la aflicción que Cristo vivió en este planeta de pecado (Deuteronomio 16:3). La mala influencia de los fariseos y de Herodes sobre la obra de Cristo fue comparada con la Levadura (Marcos 8:15). Así como la levadura altera toda la masa, el pecado altera todas las cosas alrededor. Nuestro pecado afecta a nuestra familia, la iglesia y la sociedad. Debemos ser convertidos, por medio del sacrificio de Cristo en panes sin levadura, es decir, en cuerpos sin pecado (1 Corintios 5:6,7). El pan sin levadura representa el cuerpo de Cristo, sin pecado, entregado para nuestro perdón y conversión (Lucas 22:19).


0 vistas
  • Facebook celestial
  • Twitter Celestial
  • Celestial Bible
  • Instagram Celestial
  • Celestial music
logo_size_invert_edited.jpg